Surfear es un estilo de vida

Puede parecer a simple vista un deporte como otros tanto, es decir; una actividad física para divertirse y distraerse. Pero la realidad es que va más allá de ser un deporte en si, el surf es sin lugar a dudas una manera de vivir la vida. En cierto modo el que elije el surf, elije no estar en la ciudad, elije cuidar del medio ambiente,elije cuidar de su físico, etc.

El surf es amor al Océano, amor a la naturaleza, a estar descalzo sobre la arena fresca de la orilla, es amor al bienestar tanto físico como mental, a la vida sana en general.

El surf encierra por lo general una actividad intelectual importante: se requiere paciencia, sabiduría, perseverancia y fortaleza de espíritu. Los primeros en acercarse al deporte del surf fueron intelectuales, estudiantes, profesionales cautivados por el contacto con la naturaleza y la armonía con los elementos.

Perseverancia y fortaleza: para remar contra el oleaje, luchar contra las fuertes espumas y resistir el cansancio, con el objetivo de llegar a donde se quiere estar.
Paciencia: Una vez que logramos pasar la rompiente y que estamos sentados en nuestra tabla hay que esperar nuestra ola. Entre todas las ondulaciones que se nos presentan debemos ser paciente para conseguir la mejor.
Inteligencia:Debemos analizar cada una de las olas que vienen por series y prever la manera en que romperá antes de que lo haga, para no lanzarnos en una ola que rompa en barra, sea pequeña, etc… sino en aquella que tiene un buen escape para sacar todo tu potencial.
Sabiduría:Cuando adquirimos horas de agua salada, seremos mucho más sabios en lo que respecta a nuestra forma de vida y sabremos reconocer cuando hay una buena sesión de surf.

3 comentarios en «Surfear es un estilo de vida»

  1. Excelente experiencia, más allá de una clase de surf
    Una experiencia genial. Berta disfrutó del contacto con el surf, y del contacto son sus gentes (cosa que es casi más importante para buscar experiencias que perduren en el tiempo). Los profes se convirtieron en sus referentes y estamos muy agradecidos. Repetiremos sin duda, y esta vez volveremos al ataque junto con el más enano, papá y mamá.

    Responder
    • Escuela de surf con equipazo de monitores
      Cuando tu hijo te pide que lo apuntes a una actividad siempre tienes dudas de si acertaras con los monitores, con la filosofía de la escuela, etc. Con Zahara Redtuna no tuvimos ninguna duda. Desde la primera clase vimos un ambiente de compañerismo formidable. Los monitores, todos, son profesionales con altas dosis de alegría, buenas maneras, respeto… y eso se traduce en alumnos contentos, con ganas de asistir y con un subidón de autoestima considerable.

      Responder
  2. Mi semanita de surf
    Un año más tengo que decir que como profesores un 10 y como personas otro 10. Hemos pasado una semana muy divertida practicando surf, ha sido genial. El año que viene volvemos seguro como llevamos haciendo ya desde hace 3 años.

    Responder

Deja un comentario